anibal dal verne. ginecologo obstetricia. Embarazos Alto Riesgo.

open

Noticias
Dudas y miedos en la primera visita al ginecólogo

Dudas y miedos en la primera visita al ginecólogo

Es conveniente que todas las chicas hagan la primera visita al ginecólogo aproximadamente entre los 13 y los 15 años, una edad en la que abundan las dudas e inseguridades sobre los cambios hormonales y el despertar sexual de la mujer. ¿Qué va a pasar en tu primera visita al ginecólogo? Te lo contamos en la siguiente nota...

Normalmente la primera visita le permite al profesional conocer sobre tu salud y antecedentes familiares, tus hábitos, si te intervinieron quirúrgicamente alguna vez. También te preguntará sobre tu menstruación, si mantenés relaciones sexuales o no, y en caso afirmativo si utilizás algún método anticonceptivo.

Es un buen momento para que preguntes todas las dudas que puedan surgirte en relación con los cambios que se están produciendo en tu cuerpo, sexualidad, el uso de anticonceptivos, la forma o el desarrollo de tus mamas, etc. Consultá todo lo que necesites saber y asegurate de entender bien las explicaciones del médico.

Muchas veces en la primera visita no se hace examen físico alguno a menos que sea necesario. Este consistirá básicamente en una exploración de mamas y revisión externa de los genitales. Si ya mantuviste relaciones sexuales, el especialista realizará también una revisión interna.

Este chequeo se le realiza a todas las mujeres de forma periódica para prevenir posibles enfermedades y ver que todo esté bien. Al principio te puede resultar algo incómodo, pero es una revisión sencilla y rápida.

No retengas información acerca de tu salud por vergüenza. Los médicos son profesionales y necesitan contar con toda la información para brindarte el cuidado apropiado. La mayoría te dirá que ya lo ha visto todo. Teniendo eso en cuenta, asegurate de que tu ginecólogo sepa:

  • La historia clínica de tu familia.
  • Tus antecedentes sexuales y ginecológicos.
  • Si usás métodos anticonceptivos o si estás en riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Si tuviste relaciones sexuales no protegidas o forzadas.
  • Si sangraste más de lo normal.
  • Si tenés o tuviste alguna molestia o picazón.

Para más información, consultá al (011) 4961-8347 ó contáctenos aquí

ir arriba