anibal dal verne. ginecologo obstetricia. Embarazos Alto Riesgo.

open

Noticias
Síndrome de Rubinstein-Taybi

Síndrome de Rubinstein-Taybi

El 3 de julio se celebra el Día Internacional del Síndrome de Rubinstein-Taibi, para sensibilizar y concienciar a la población mundial acerca de sus causas, diagnóstico y tratamiento.

Esta enfermedad fue identificada en el año 1963 por el pediatra Jack Rubinstein y el radiólogo Hooshang Taybi, dando origen a la denominación de esta efeméride.

La escogencia de día 3 de julio para conmemorar este Día Internacional es debido a la fecha de fallecimiento del Dr. Rubinstein.

¿Qué es el Síndrome de Rubinstein-Taibi?

El Síndrome de Rubinstein-Taibi (SRT) es una enfermedad rara, originada generalmente por una mutación genética en el gen CBP o gen de la proteína de la unión a CREB y el gen EP300.

Es conocido como el "Síndrome de los Pulgares Anchos", siendo la frecuencia de los casos estimada en uno por cada 150.000 nacimientos, afectando a hombres y mujeres sin distinción de rasgos étnicos.

Los principales síntomas que caracterizan a esta patología son los siguientes:

  • Microcefalia.
  • Rasgos faciales y físicos particulares: primer dedo de las manos y los pies anchos y angulados, cejas muy arqueadas, puente nasal ancho, nariz puntiaguda, glaucoma congénito, entre otros rasgos.
  • Baja estatura.
  • Malformaciones dentales.
  • Dificultad respiratoria.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de la audición.
  • Retraso en el desarrollo psicomotor.
  • Latidos cardíacos anormales.
  • Desarrollo lento de habilidades cognitivas.

Diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Rubinstein-Taibi

El diagnóstico del Síndrome de Rubinstein-Taibi en pacientes es efectuado por un médico especialista, mediante un examen físico para el reconocimiento visual de los rasgos característicos de esta enfermedad.

Incluye diagnóstico por imágenes de manos y pies y pruebas genéticas, para el análisis molecular y estudio citogenético de las mutaciones en los genes CBP y EP300.

El tratamiento de esta patología dependerá del grado de complejidad de cada paciente:

  • Cirugía para la corrección de huesos en pulgares y dedos de los pies.
  • Terapias para mejorar el desarrollo psicomotor.
  • Tratamiento médico para los trastornos del corazón, la pérdida de audición y reflujo gastroesofágico.
ir arriba