anibal dal verne. ginecologo obstetricia. Embarazos Alto Riesgo.

open

Noticias
Células madre y plaquetas

Células madre y plaquetas

Una combinación de células madre y plaquetas podría mejorar la capacidad reproductiva de las mujeres de 45 años. En esta nota te contamos los avances de la investigación. 

Bajo el título “Combination of stem cell secreted and platelet enclosed growth factors restores ovarian function in an aging mouse model”, este estudio compara la inyección intraovárica de plasma rico en plaquetas (PRP) con la inyección intraovárica de un plasma enriquecido tanto en los factores que segregan las células madre de médula ósea como los que están en las plaquetas (es decir, la base del estudio 4-step Ascot).

Los resultados son prometedores, pues muestran que la inyección de la combinación tanto de los factores de las células como de las plaquetas mejora el desarrollo de los folículos, ya que regenera la vascularización ovárica, lo que permite recuperar más ovocitos y embriones de mayor calidad, tras la estimulación ovárica, tanto en los grupos de edad materna avanzada como en las que imitan a las pacientes mayores de 45 años.

La principal diferencia radica en que en este trabajo se utili un modelo de envejecimiento fisiológico. Se trabajó con animales que, de alguna manera, imitarían lo que serían pacientes jóvenes, pacientes de edad materna avanzada, y pacientes que superan los 45 años para ver si en estos tres grupos de pacientes alguna de estas dos alternativas, es decir, la inyección intraovárica de PRP o de la combinación de los factores de las células madre y de las plaquetas, sería una opción para mejorar su capacidad reproductiva.

 

Implantación

Otro de los trabajos premiados por la SRI, titulado “Deciphering the Role Of PGRMC2 In Decidualization and Trophoblast Invasion Using Primary In Vitro Models” describe, por primera vez, el comportamiento de un receptor no clásico de la progesterona (PGRMC2) en la implantación embrionaria.

Una de las principales causas de infertilidad femenina es el fallo de implantación, cuyo proceso, actualmente, no se conoce en profundidad. Para que ocurra una correcta implantación del embrión, el endometrio humano debe crear un estado receptivo en respuesta a hormonas como la progesterona. El análisis de este receptor hormonal poco conocido (PGRMC2) permitirá mejorar las tasas de fertilidad en mujeres infértiles y desarrollar nuevas técnicas para mejorar la implantación embrionaria, dando lugar así a embarazos a término.

Si te gustó esta información y querés saber más no dejes de consultarnos. Estamos para ayudarte en todas las etapas de tu embarazo.

ir arriba