anibal dal verne. ginecologo obstetricia. Embarazos Alto Riesgo.

open

Noticias
Terapia Ocupacional

Terapia Ocupacional

Terapia Ocupacional 

La Terapia Ocupacional infantil está dirigida a niños y adolescentes con fallas en actividades de la vida diaria, y que se pueden expresar como retardo del desarrollo, fallas de integración motora y sensorial, fallas de coordinación o de planificación que afecten su correcto desenvolvimiento en sus ocupaciones tanto en casa como en el colegio o en ambientes de esparcimiento.

La meta de la terapia ocupacional es ayudar a los niños a que sean más independientes al realizar tareas cotidianas, por ejemplo:

  • Tareas de cuidado personal
  • Coordinación
  • Habilidades motoras finas
  • Planificación y organización
  • Desahogo físico
  • Respuestas apropiadas

¿De qué se encarga un Terapeuta Ocupacional Infantil?

Los terapeutas ocupacionales ayudan a los niños que tienen dificultades con la coordinación física, la organización y las habilidades, también en ciertas dificultades de aprendizaje y de atención a realizar tareas de una manera eficiente y menos agotadora.

Estos especialistas trabajan con personas de todas las edades con diferentes problemas. Cuando trabajan con niños que presentan dificultades de aprendizaje y de atención los ayudas en diversas áreas:

  • Habilidades motoras finas
  • Habilidades motoras gruesas
  • Habilidades cognitivas que involucran el espacio físico y los objetos 

Un terapeuta ocupacional, puede evaluar las dificultades de los niños y desarrollar un plan dirigido a mejorar esas dificultades. Este profesional, también podría determinar si un niño requiere equipo especial o tecnología de asistencia. Esto podría ir desde un simple sujetador de lápices hasta un implante auditivo o un programa de computadora para tomar notas que se activa con la voz.

En pocas palabras, el Terapeuta Ocupacional procura optimizar  las habilidades que los niños necesitan para hacer las cosas que se les dificultan en su cotidianidad, desde comer solos o subirse el cierre de su pantalón, hasta escribir y dibujar. A su vez puede ayudar a los padres y profesores a entender lo que un niño es capaz de hacer en ese momento y cuáles son los objetivos que quisieran establecer.

¿Cuándo se recomienda consultar a un Terapeuta Ocupacional Infantil?

Se recomienda la valoración por terapia ocupacional a niños con alguna de las siguientes características:

  • Está constantemente empujando, corriendo, balanceándose o moviéndose en la silla, y esto afecta la culminación de actividades cotidianas
  • Tiene dificultades para vestirse, abrocharse los zapatos, tomar los cubiertos, entre otros.
  • Es muy torpe para manipular objetos, se le caen o no logra hacer lo que se espera
  • Se cae con facilidad o se tropieza con frecuencia
  • Es muy quieto, no le gusta mucho moverse y está extremadamente tranquilo siempre
  • Le molesta en forma excesiva que lo toquen, que lo abracen, la ropa en genera incomodidad o se queja continuamente que esta le produce picazón
  • Tiene problemas para escribir, no coge bien el lápiz, se casa mucho cuando escribe o es muy lento
  • Niños con hiperactividad o dificultad para mantener la atención enfocada en algo específico durante un tiempo razonable
  • Niños diagnosticados con trastorno del espectro autista
  • Cuando hay retardo del desarrollo motor (ej. se demoran para caminar)
  • Si tiene dificultades en el procesamiento viso-espacial
  • Niños con problemas en las funciones ejecutivas
  • Niños con problemas de coordinación motora 

¿En qué consiste la valoración de Terapia Ocupacional infantil o juvenil?

La valoración de terapia ocupacional se hace en tres partes, en la primera se realiza la entrevista a los padres sobre el motivo de la valoración y se indagan aspectos relacionados con el desarrollo del niño, participación en la actividades de la vida diaria (bañarse, higiene en el inodoro, vestido, alimentación, arreglo personal) y procesos de adquisición de lectura y escritura (si aplica). En la segunda parte de la valoración se observación de conducta del niño guiándose por el Formato de Observaciones clínicas de Jean Ayres, y se aplican escalas de desarrollo y pruebas como el VMI (Buktenica del Desarrollo de la Integracion Visomotriz). La evaluación se hace en su mayoría por medio de actividades lúdicas, bajo el enfoque del juego.

La tercera sesión se realiza con los padres del niño, en ella se entrega el informe, en el que se describen los hallazgos de la evaluación, las fortalezas del niño y los posibles.

ir arriba